CAPITÁN MEZA, nació con la llegada de Colonizadores Germanos, encabezados por Federico Christian Mayntzhusen, colonizada por él mismo en el año 1907. Fue elevada a la categoría de Distrito, según Resolución Nº 260 del Poder Ejecutivo, del 23 de Junio del año 1955, siendo reconocido como Municipio de Segunda Categoría.

Hoy día, merced a sus múltiples desmembramientos, ha dado lugar a la creación de otros Distritos; es por ello que es considerada “Madre de los Distritos”.

FRIEDRICH CHRISTIAN MAYNTZHUSEN

FUNDADOR DE CAPITÁN MEZA

BIOGRAFÍA

Don Friedrich Christian Mayntzhusen, nació el 23 de Noviembre de 1873 en Hamburgo, Alemania. Provenía de una familia acaudalada y se desenvolvía en los círculos de la alta sociedad de Hamburgo. Estudió Agronomía en la Universidad de Jena y, sin interesarse por obtener títulos, se preocupó también en aprender economía y filosofía.

En 1896, viajó a la Argentina, radicándose en Entre Ríos y, por recomendación de su padre, se hospedó en casa de unos amigos, practicando durante 5 años la agricultura y ganadería, para luego trasladarse a caballo hasta Hohenau, donde posteriormente compró en Trinidad un campo.

En 1904, recibió una herencia paterna y con ese dinero compró tierras en la costa paraguaya del Alto Paraná, en la desembocadura del arroyo Yaguarazapá, donde comenzó sus investigaciones sobre la cultura y origen de los Ache Guayaki. En 1907 comenzó a colonizar dichas tierras, vendiéndolas a los colonos alemanes, alemanes-brasileros y algunos paraguayos.

Prosiguiendo sus investigaciones de los Guayakies, llegó a contactar con ellos y aprendió su lengua y costumbres; más, al desencadenarse la 1º Guerra Mundial, volvió a Alemania y se presentó como voluntario. Allí cayó herido y viajó a Suiza, donde perfeccionó sus conocimientos antropológicos.

Al volver al Paraguay en el año 1920, perdió sus derechos sobre las tierras legítimamente adquiridas, probablemente por una estafa maquinada por sus propios apoderados en convivencia con la persona que le había hecho un préstamo. Pero Mayntzhusen no se doblegó ante este injusto revés, y volvió a comprar un lote de sus tierras, prosiguiendo siempre con sus investigaciones y dando conferencias, en las cuales daba a conocer sus descubrimientos y teorías, en diversas universidades europeas y también de los E.E.U.U.

La muerte lo sorprendió el día 8 de Abril de 1949, rodeado de los indígenas, quienes afectuosamente lo llamaban “Yamogi” (abuelo).

Datos de los primeros inmigrantes

Los primeros inmigrantes de la Colonia Mayntzhusen fueron:

Bernardo Maas, Gustavo Behr, Gotthold Scholz, Enrique Beling, Karl Hammel, Konrad Frohnöffer, Karl Löbel, Otto Rang, Johann Deutsmann, Johann Gerstenkorn, Eduard Kinsel, Ernst Gerke, August Schulz, Karl Redecker, Gottfried Kocher, Gustav Tobin, Gotthelf Schüle, Ernst Schreiner, Wilhelm Falke, Peter Schmitz, Vicente Gonzälez y Carlos Montiel.

Estas personas inmigraron con familias y otros solteros entre los años 1908 a 1911, aproximadamente. Todas las familias se dedicaron a la agricultura (cultivaban mandioca y poroto), a la producción de miel de abejas, a la cría de cerdos para obtener grasa y carne, y a la plantación de yerba mate.

“KOLONIE MAYNTZHUSEN”

Traducción parcial del libro “Kolonie Mayntzhusen” (1908), material descriptivo de la incipiente colonia, escrito en alemán por el propio Mayntzhusen y distribuido dentro y fuera del país, principalmente en Alemania y países vecinos.

COLONIA MAYNTZHUSEN ALTO PARANÁ

SITUACIÓN: La Colonia forma una parte de la propiedad del Señor F.C. Mayntzhusen, la cual está conocida bajo el nombre “TABAY”, con una extensión total de 43.682 hectáreas. El mojón se encuentra, según escritura, sobre el barranco del arroyo Yaguarazapá, donde desemboca en el Río Paraná, a una distancia de 18 leguas (4.333 metros) desde Encarnación, y a más o menos 40 kilómetros, desde la Colonia Hohenau.

COMUNICACIÓN: La comunicación por vía terrestre hacia el puerto de la Colonia, será una ruta de 12 á 18 metros de ancho, pasando por el medio de la Colonia. La vía fluvial es la principal, por la que se alcanzarán los puertos de Encarnación y Posadas, Buenos Aires y Montevideo, para la colocación de los productos coloniales, como así también, aguas arriba a los puertos de Obrajes y Yerbales del Alto Paraná. Once veces por mes, atracan en el puerto barcos aguas arriba como así aguas abajo. Existe también un camino que se comunica aún a caballo con el Puesto Policial y Juzgado de Paz de Jesús y Trinidad, como así el camino hacia el Centro del Paraguay, a caballo.

FERTILIDAD: Toda la extensión del terreno se halla cubierta con montes vírgenes y la fertilidad es incomparable con su tierra marrón obscura. Tras miles de años, se ha formado una capa gruesa de abono, que aunque al chacrero le costará mucho dominar el monte, será provechoso para el que lo cultive.

AGUA: La Colonia está situada a unos 60 a 80 metros sobre el nivel del Río Paraná, extendiéndose a continuación en forma plana, y es cruzada por varios arroyos, nacientes y arroyuelos. Pocas son las fracciones que no poseen agua. Varias con poco acceso, aptas para la instalación de molinos hidráulicos.

CLIMA Y SALUBRIDAD: El clima es saludable y soportable para el europeo. El inmigrante nuevo, en los primeros meses del verano, sufrirá de la alta temperatura calurosa, mientras que las noches son frescas, recompensándose. Las grandes extensiones de monte influyen mucho en la normalización del clima, y las lluvias son normales. Pocas veces las lluvias en el verano tardan más de 8 a 10 días entre sí. Desde luego hay sequías, pero raras veces.

PRODUCTOS COLONIALES: Caña dulce, tabaco, algodón, plantas textiles, frutas oleosas, toda variedad de verduras europeas, arroz, árboles frutales, habilla y porotos, maíz, yerba mate.